¿Una taza de café antes de irte? ☕. Juro que no se está tan mal en este andén.

sábado, 29 de octubre de 2011

Ella siempre tiene las manos frías en invierno y las pestañas pintadas todo el año

Ella se levanta todas las mañanas aún sin ganas. Le encanta revolverse entre las sábanas un fin de semana y decirle buenos días a la comida. Por si nadie lo sabe, odia el despertador. 


Ella es valiente con sus decisiones y, sin embargo, tiembla de miedo cuando oye una promesa. Ella es fuerte como roca, pero es capaz de pasarse una película entera llorando. Aquella de la que hablo sería capaz de subir montañas sólo porque se lo ha propuesto, y de hecho, es capaz. Se también que ella haría cualquier cosa por las personas a las que quiere, cualquier cosa. Dicen de ella que es un libro abierto por la forma de su sonrisa. Ella es indecisa, pero no es culpa suya, la vida le hizo dudar. Ella tiene miedos, como todos, pero prefiere ir de frente, aunque he de admitir que si su mejor amiga le da la mano, todo le resulta más fácil. Ella es extrovertida, quejica y feliz a ratos. Le encanta reír.
Ella siempre se pone calcetines en invierno, porque si tiene frío en los pies, te juro que ella está heladita. Usa de armario la silla de su habitación y, sin embargo, la mesa está medianamente ordenada. Ella es una cabeza loca. Aquella que sería capaz de deborar al lobo, y a su vez, ser derrotada por un tiburón o una diminuta araña. Ella se muere de ganas de que sea sábado y poder sentirse guapa en el espejo, ya que ella no suele ser muy buena amiga suya. A ella le encanta la playa, pero le da pánico el mar. Subir,bajar, mientras no sea caer... Tantos golpes se ha hecho fuerte, supongo que ha madurado. Ha crecido con la cabeza en las nubes y sin embargo ahora sabe pisar y moverse sin ningún pájaro rondando. Ella no sabe lo que quiere, pero sí lo que desea. Ella se pinta las uñas capa sobre capa, es algo perezosa. Le encanta sentir el sol en la piel cuando sale del agua, y siente escalofríos con cada beso en la nuca,oreja, espalda... A veces ella teme quedarse sola, le gusta salir a la calle.  Me gusta porque ella no tiene ni idea de qué será de mayor,de dónde trabajará o donde vivirá,y sin embargo, eso no le da ningún miedo, ella no quiere cerrarse puertas. Pero mira si es rara,que le da miedo hablar de futuro, ella dice que prefiere vivirlo todo en su momento, el cada instante,el carpe diem. A ella, de ojos grandes color miel, le encanta mirar la vida y sentirse pequeña, pues ella sabe que jamás podrá apoderarse de nada de ella, asique se ha tumbado en la carretera y ahora contempla el cielo. Es inmenso todo y bonita la luna. Ella, castaña clara, siempre se quita los rizos con la plancha, ahora deja que las ondulaciones lleguen hasta el hombro de vez en cuando y la sonrisa a las orejas. A ella que se le ocurre todo esto escalando una montaña, será loca. Bueno qué, ¿me adivinais?

No hay comentarios:

Publicar un comentario